¿Cómo sé lo que sabes?

En la entrada del tempo del Oráculo de Delfos encontrábamos la frase Conócete a ti mismo. ¿A qué llamamos conocer? Cuando decimos alguien sabe, ¿podemos hacer referencia a eso desde un espacio que sea independiente de nosotros mismos? ¿Podemos saber cuánto conoce alguien si no nos conocemos a nosotros mismos?

G. Bateson (1904 – 1980), en un libro que recopila algunos de sus metálogos, Metálogos (1969), se pregunta si se puede medir el conocimiento. Aunque reconoce que no sabe muy bien qué significa la respuesta, nos contesta que se mide mediante exámenes y tests y pruebas escritas. Ahora bien, hacerlo así, nos dice, es como tratar de descubrir el tamaño de un papel arrojándole piedras; si tiramos piedras a dos trozos de papel desde una misma distancia y comprobamos que acertamos en uno de los papeles con mayor frecuencia que en el otro, entonces es probable que aquél en el cual acertamos con más frecuencia sea mayor que el otro. De igual forma, en un examen arrojamos un montón de preguntas hacia los alumnos, y si comprobamos que acertamos en mayor cantidad de trozos de conocimiento en un alumno que en los otros, entonces pensamos que ese estudiante tiene que saber más. Cabe decir que, de esta forma, medimos gran cantidad de cosas. Por ejemplo, valoramos si un café está más o menos fuerte mirando cuan negro está; medimos qué cantidad de luz absorbe. En lugar de piedras, arrojamos luz. Según Bateson, lo defectuoso de esta método en relación al saber es que no tiene en cuenta que existen distintas clases de conocimiento, y que existe un conocer sobre el conocimiento.

H. Maturana (1928), en El sentido de lo humano (1991) responde a la cuestión del conocer partiendo de un premisa: los seres vivos somos organismos determinados por nuestra estructura. En este sentido, Maturana afirma que nuestra manera de funcionar no es distinta a la manera de funcionar de una grabadora. Nos pone el siguiente ejemplo: cuando quiero usar una grabadora y le aprieto un botón, y resulta que no funciona, no voy al médico para que me revise el dedo, sino que voy al técnico en grabadoras para que le examine la estructura a la máquina. La grabadora está determinada por su estructura y todo lo que le pasa está determinado por la manera como está hecha. Lo que yo hago desde fuera, cuando le aprieto un botón u otro, es desencadenar un cambio estructural u otro en la grabadora; pero ese cambio, sea el que sea, está determinado por ella.

Nuestra situación como seres vivos no es muy distinta. Todo aquello que nos pasa está determinado en cada instante por la manera como somos en ese momento. Y, cabe decir que, no somos unos organismos con una estructura permanente, sino que nuestra estructura está en cambio constante.

De esta manera, ¿cómo sucede, por parte del adulto, el hecho de llegar a la conclusión y afirmar que determinado niño sabe o conoce algo? Según el chileno, aquello que sucede cuando yo quiero valorar lo que sabe uno niño es decidir si lo que escucho o miro de él satisface o no ciertas nociones que tengo sobre aquello que miro o escucho. Por ejemplo, si Jan me dice que sabe usar el destornillador, y yo le digo que me lo muestre, y él lo agarra y con ahinco empieza a hundirlo en la tierra, yo podría pensar: “sí, es verdad, sabe usarlo”. Pero, en la misma situación, otro observador podría decir: “no, no tiene ni idea de como usarlo”. La diferencia está en el criterio que usamos para validar o rechazar el hacer de Jan con el destornillador, y calificarlo como adecuado o no en el dominio del observar usar un destornillador. Entonces, si la conducta del otro satisface el criterio de validez que yo le impongo, digo que sabe, que aquello que hace es adecuado en ese dominio en el que estoy observándolo; y si no lo satisface, afirmo que no sabe. Así pues, textualmente, Maturana afirma: el conocimiento es una adscripción que un observador le hace a otro cuando acepta la conducta del otro como adecuada en el dominio en que escucha.

Y, en estas circunstancias, ¿qué significa aprender? Los adultos sabemos que los niños pueden aprender nuestro escuchar o nuestro mirar y, cada vez que eso ocurre, lo que contestan, en respuesta a nuestras preguntas, es algo que satisface nuestro criterio de validación en el dominio concreto en el que planteamos la cuestión y, consecuentemente, reciben una buena nota o reconocimiento. Y, ¿cómo aprende el niño el escuchar del adulto? En la convivencia. El aprender es un fenómeno de transformación estructural en la convivencia. Entonces, el niño, dependiendo del tipo de convivencia en que se encuentre, o aprende al adulto, o aprende otro tipo de cosas. Si el niño convive con el adulto de cierta manera aprende el escuchar del adulto; si convive de otra aprende otro escuchar, que sería el poder manejar y gestionar cierto dominio de haceres-pensares-sentires (llámesele, también, materia, conducta, asignatura, habilidad, contenido, tarea, actitud o crédito).

Esta entrada fue publicada en Aprendizaje y Desarrollo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a ¿Cómo sé lo que sabes?

  1. Joan Gutiérrez dijo:

    Bones Guillem i companyia, per aquest motiu (el tipus de convivència en la que es trobi el nen) penso que és tant important la figura del mestre i els pares com a model de referència. Es ben sabut que l’educació tradicionalment s’havia centrat en la figura del mestre i del contingut que aquest havia de mostrar, el mestre ensenyava i en el millor dels casos l’alumne aprenia, unidireccionalment. Després ens vam començar a centrar en l’alumne que aprèn, a estudiar les característiques del subjecte que aprèn, i l’enfoc va ser un altre, ja es tenia en compte que pot ser no tothom podia aprendre al mateix ritme i de la mateixa manera. Un gran avenç. Els models van anar evolucionant fins als models més ecològics, on es tenia en compte, també, el context ambiental, calia destinar esforços també al “setting”, a l’escenari on es donava la relació d’ensenyament-aprenentatge, i aquest altre gran avenç va ser la porta oberta a models relacionals interactius que ja centraven la seva mirada en tots els tipus de relacions que es donen en el continu ensenyament-aprenentatge-ensenyament. Penso que hem oblidat una mica la figura del mestre com a model, igual podria dir, de la figura dels pares com a model. Penso que l’osmosis continua sent la gran via d’aprenentatge, i per tant, els escenaris de convivència on es doni una relació on s’aprèn i s’ensenya (encara que no sigui directiu), la figura del mestre, els pares, etc… ha de tendir a pura, honesta, humil, coherent i molts adjecitus més, però, sobretot, conscient.
    El model no directiu i inclusiu-eclèctic (en el sentit que incorpora coses del molts models) que respecte els procesos de vida, acompanyant a l’infant sense invair les seves esferes cognitives, emocionals i espirituals (podríem fer altres classificacions anàlogues), amb un model de referència que pràcticament fusiona la figura del mestre-pare, ben format, amb un sentit crític continu vers ell mateix i la seva tasca, etc… crec que podríem dir que és un altre gran avenç, perque l’enfoc és, fins i tot més integral en el sentit que l’educació facilita, des de la primera infància, el camí cap a l’autoconeixement (tornant a Delfos).
    Imaginem per un instant que poguéssim observar la tábula rasa de nosaltres mateixos? Hi ha essència més pura de nosaltres mateixos? i per ende del ser humà?. Tots els que hem probat la multiplicitat de tècniques per fer aquest camí de retorn, sabem lo extremedament difícil que és per un adult despendre’s dels millons de condicionants i resistències que hem desenvolupat al llarg del temps. Si ensenyem als nens a mirar aquesta “tàbula rasa” des de ben petits, si ja tenen aquest hàbit com el qui respira o camina, no esterem contribuint a la formació de sers molt més conscients, en el sentit ampli de la paraula?, i per tant, segurs de sí mateixos, justos, crítics, … en definitva bons i equil·librats? I no és això l’acte més preciós al que podem contribuir?

    Salut!

  2. Maria Magarolas Jordà dijo:

    El nen ensenya i apren dels adults que té al seu voltant, dels nens i de les coses i esdeveniments que l’envolten. L’adult ensenya i apren del nen, dels adults, de les coses i dels esdeveniments que l’envolten…és una interrelació constant de persones, coses i esdeveniments. Crec que l’amor, l’estimació, és l’engranatge que fa possible un creixement respectuós. L’amor actua de catalitzador. Com sabem què apren o què sap algú? Crec que sempre és una aproximació. Exàmens, qüestionaris…són meres aproximacions. Si estem tota una vida per intentar conèixer-nos a nosaltres mateixos…Per altra part, sovint, els que estan al costat nostre i ens estimen, ens descobreixen coses nostres que nosaltres ignorem…

  3. Pingback: No aprendemos a través de la instrucción | Ser para educar

  4. Pingback: La vida es sueño | Ser para educar

  5. Pingback: Métodos blados o duros (1ª parte) | Ser para educar

  6. Pingback: Bienvenida al número | Ser para educar

  7. Pingback: El encuentro de dos miradas | Ser para educar

  8. Pingback: Aprender… ¿sin esfuerzo? | Ser para educar

  9. Pingback: La urdimbre primigenia | Ser para educar

  10. raquelsuma dijo:

    Me encanta todo el blog. Un enfoque sobre la educación muy necesario.

    Leyendo los comentarios me preguntaba que estando muy claro que el amor es el catalizador y la conciencia el que dirige el proceso, me preguntaba en qué consiste ser consciente.

    • He leído tu comentario y me ha apetecido escribir una nueva entrada.

      En qué consiste ser consciente; me preguntas.
      Voy a responderte explicando qué es para mi “darme cuenta”

      Un abrazo y 1000 gracias…

  11. Pingback: Ciudadanas y ciudadanos (1/2) | Ser para educar

  12. Pingback: Una pizca de aprendizaje con toques Montessori (1/4) | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s