Más allá del dualismo

La reina Malika, esposa del rey Kosala, fue una de las primeras damas que se convirtieron al budismo. El rey no era budista, pero la quería mucho. Una noche de luna llena, en la que ellos se sentían muy románticos, el rey le preguntó, “querida mía, ¿a quién amas más?”, esperando que ella respondiera, “por supuesto, majestad, es a vos a quien más quiero”.

Pero siendo budista, ella dijo, “sabes, querido, me quiero más a mí misma.” A lo que el rey contestó, “sí, lo cierto es que, si me pongo a pensar, yo también me quiero más a mí mismo.”

Al día siguiente, fueron a ver a Buda, y Buda les dijo, “todos los seres se quieren más a sí mismos. Si te quieres más a ti mismo, entenderás que los demás seres también se quieran más a sí mismos. Y el mejor modo de quererte a ti mismo es no explotarte. Si cultivas la avaricia, el odio y el engaño, te estás explotando al máximo.”

“El paso siguiente -dijo Buda al rey y a la reina- es no sentir que sois superiores a los demás. Para mí, esto es parte de la libertad. Si practicáis el sentimiento de no ser superiores a los demás, también debéis practicar el sentimiento de no sentiros inferiores a los demás. Y, por último, se os enseñará a no sentiros iguales a los demás. Entonces, podréis ir más allá del dualismo y, una vez que vas más allá del dualismo, es posible ser con el otro”.

Este cuento, recogido por S. Sivaraska y V. Harding, lo leí por primera vez en La valentía de amar: principios y prácticas de la psicoterapia de las interacciones del Yo (1997) de S. Gilligan. Ahora y aquí, me sirve para dibujar el concepto de libertad. Y, más concretamente, la libertad del dualismo. G. Bateson (1904 – 1980) ya intuyó que todas las experiencias propiamente humanas (intimidad, juego, humor, etc.) se sustentan -más allá del limitante y limitado dualismo- sobre múltiples marcos aplicados simultáneamente. En el caso del cuento que nos ocupa, esa libertad que nos permite ir más allá del yo y del tú nos abre, a su vez, las puertas del nosotros. Los mayas expresaban este concepto de Unidad -más allá del concepto de individualidad-, esta fusión con la Totalidad, en su saludo diario, IN LAK’ECH, que significa “Yo soy otro tú”, al que contestaban, HALA KEN, que significa, “Tú eres otro yo”.

Desde hace unos años practico el chi kung. Parte del entrenamiento consiste en darse cuenta que todos los movimientos surgen de una zona situada unos centímetros por debajo del ombligo (Tan tien bajo), a la que los japoneses llaman Hara y donde la neurogastroenterología sitúa lo que se ha dado en llamar el sistema nervioso entérico. Para ello, antes de empezar, me va muy bien tocarme ese punto con lo dedos y dejarlos ahí hasta que me siento armonizado con mi respiración.

Como educador, cuando me siento desbordado, me resulta muy útil descansar mi atención en esa zona. En un conflicto, a menudo, pones tu primera atención en el otro, y proyectas tu enfado o tu frustración en él, como si el otro fuera el único responsable de todo ello. Para mí, una opción consiste en respirar (véase Atención plena), y devolver tu primera atención a tu centro, a ti mismo. De esa manera, estás más receptivo y puedes responder (más allá del huir, atacar o congelarse, que llevamos instalados de serie) de manera más flexible y ecológica a ti mismo, a los otros y al entorno; en palabras de M. Csikszentmihalyi (1934), te das permiso para fluir.

Esta idea de estar conectado contigo mismo, con tu centro, me lleva, otra vez, al concepto del amor (véase Los tres chilenos y el amor); pero, esta vez, al amor hacia uno mismo, a la aceptación hacia uno mismo. Cuando somos capaces de centrarnos en el amor hacia nosotros mismos, lejos del ensimismamiento narcisista, estamos plenamente en la realidad del aquí y el ahora (véase Acompañar tocando), conectados, a la vez, con nosotros mismos, con lo demás y con el entorno.

En el amor, cuando vamos más allá del amor romántico del 1+1=1, donde las diferencias desaparecen, aparece el amor maduro del 1+1=3, en las que las diferencias entre el yo y el tú, enmarcadas en un espacio mayor, dan lugar a la emergencia de un tercer componente, el nosotros. En la India, al parecer, en el encuentro entre el Ganges y el Yamuna -afluente del primero-, que se da en la ciudad de Prayag, se cree que también se entrelaza el Saraswati, rio invisible, que emerge del más allá por el hecho de confluir los dos primeros.

Esta entrada fue publicada en Acompañar procesos, Amor, Libertad y Autonomía, Otra mirada y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Más allá del dualismo

  1. maria rosaria memoli dijo:

    Ciao, trovo sempre entusiasmante quello che scrivi! Mi interessa e mi piace molto l’intreccio tra le tue conoscenze e la tua esperienza; mi sento davvero contenta di aver trovato persone con tale sensibilita’!! Ed e’ per questo che mi piace condividere con te un pezzo che ho scritto molti anni fa, nell’ambito di una formazione per esperti di progettazione didattica, che mi ha rivoluzionato la vita e .. non solo!

    “Viaggio di un’insegnante tra Cielo e Terra”
    Il mio viaggio comincia con un’immagine artistica, di un genio come Leonardo da Vinci, nella qual si vede l’Uomo con le gambe divaricate e le braccia aperte in fuori, racchiuso dentro una circonferenza.
    Ecco Viaggio …. tra Cielo e Terra mi richiama l’Uomo, la sua centralita’, il suo essere sospeso “magicamente” tra il cielo e la terra. Egli ha la grande possibilita’ di vivere, emozionare, pensare, giocare esistere utilizzando le risorse della terra ed integrarle con quelle del cielo! Due orizzonti sconfinati, cosi’ ricchi e generosi: la terra, le nostre radici, il vigore il senso di pienezza e di forza che ci sostengono; il cielo, leggerezza e ampiezza, verso le quali cerchiamo di innalzarci!
    La nostra esistenza si estende tra questi due paesaggi, che non appartengono solo ad un mondo esteriore. Non e’ l’alternanza di uno dei due, ma il coinvolgimento di entrambi ad essere di vitale importanza. Non e’ rinunciando all’uno per l’altro, ma riconoscendoli entrambi e lasciando che essi interagiscano con flessibilita’ e armonia che si puo’ creare una vita, la propria, ed aiutare li altri a crescere.
    Cielo e terra come cuore e mente, due luoghi interiori che spesso si contrappongono e si raccontano bugie, ma e’ giunto il momento di lasciar cadere ogni barriera che ostacoli il loro incontro e di costruire un ponte o di aprire un canale, per lasciar fluire il passaggio, ormai ingolfato, dio emozioni, pensieri, sensazioni.
    Viaggiare e’ Emozione, perche’ i paesaggi non sono mai gli stessi; sono autentici, veri, evocativi ed evocanti.
    Viaggiare e’ Esplorare, Conoscere, Apprendere, Arrivare in una terra sconosciuta, guardarsi intorno e cercare gli Altri, chi sono, come vivono! Entrando in contatto con loro, scoprire un mondo nuovo, diverso e nell’altro incontrare te stesso; giocando con l’Altro, giocare con “lo straniero” che e’ in te!
    Educare, viaggiando essere consapevoli che la strada da percorrere non e’ una linea retta davanti a te, ma una specie di giostra, che mano a mano che sale, diviene sempre piu’ larga, nella quale muovendomi, posso attingere alle varie ricchezze del cielo e della terra…..

    Spero che nonostante l’italiano sia chiaro!!!
    Mi piacerebbe sapere che ne pensi….

    Grazie e a presto…. buona domenica m.rosaria

    • Mi è piaciuto!
      Che bello sentirti!
      “Viaggio di un’insegnante tra Cielo e Terra”.
      Profondo e bello.
      Ho fatto eco, cielo e terra, yin e yang, opposti e complementari.
      Dentro e fuori, mano, il necessario dialogo…
      Con tutto il cuore.
      Grazie mille.

  2. Pingback: Espiritualidad | Ser para educar

  3. Pingback: ¿Hay algo que cierra? | Ser para educar

  4. Pingback: Amarse a uno mismo para amar a los demás - Viventi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s