Motivación y aprendizaje o el sorprendente caso del Sr.Pink (2ª parte)

Según Pink (véase Motivación y aprendizaje o el sorprendente caso del Sr.Pink (1ª parte)), la mayoría de colegios de todo el mundo estructuran su currículum en un sistema basado en el premio/castigo; es decir, en conductas más inspiradas por los deseos extrínsecos que por los intrínsecos, y menos preocupadas de la satisfacción inherente de una actividad y más de las recompensas externas que conlleva. A pesar de ello, Pink afirma que hay una serie de educadores de mentalidad avanzada que hace tiempo que han comprendido que la gente joven rebosa de la necesidad innata de dirigir sus propias vidas, de aprender y crear cosas nuevas, y de mejorar tanto a ellos mismos como al mundo que les rodea. Él propone 5 ejemplos de Estados Unidos:

Big Picture Learnig. Yo, éste, no lo conocía. Según Pink, cultiva el compromiso en vez de exigir la obediencia, y sitúa a los estudiantes al frente de su propia educación. Para más información, recomienda http://www.bigpicture.org/

Sudbury Valley School. Yo, éste lo conocía y me parece una experiencia extraordinaria. Este colegio independiente, partiendo del supuesto de que todos los seres humanos tenemos una curiosidad innata y que el mejor tipo de aprendizaje tiene lugar cuando lo inicia y persigue el mismo sujeto que aprende, entrega a los niños y niñas el control total sobre las tareas, el tiempo y la técnica de aprendizaje. Para más información, recomiendo fervorosamente el libro Por fin, libres: educación democrática en Sudbury Valley School (1987) de D. Greenberg; y la consulta de http://sudval.org/

The Tinkering School. Yo, éste no lo conocía. Según Pink, más laboratorio que escuela, este programa de verano, creado por le científico e informático Gever Tulley, permite a los niños y niñas, de entre siete y diecisiete años, jugar con elementos interesantes y construir cosas emocionantes. Recomiendo escuchar el discurso de Tulley titulado Cinco cosas peligrosas que tienes que dejarle hacer a tu hijo; y consultar http://www.tinkeringschool.com

Puget Sound Community School. Yo, éste, tampoco lo conocía. Según Pink, da a sus estudiantes una dosis radical de autonomía. Cada alumno tiene un asesor que actúa como capacitador personal, ayudándolo a lograr su propias metas de aprendizaje. Para más información, recomienda http://pscs.org

Escuelas Montessori. De éste, ya he hablado en diferentes ocasiones (véase  Observaciones al Método Montessori, Periodo sensible, Quiero vestirme de blanco). Según algunos de los supuestos de la doctora Montessori (1870 – 1952), los niños y las niñas se interesan de manera natural por el aprendizaje autodirigido; los adultos observan y acompañan de manera respetuosa, sin interferir, el aprendizaje de los niños y niñas; y, los niños y las niñas tienen una tendencia natural que les lleva a experimentar períodos de concentración y fluidez intensos que los adultos no interrumpen. Para más información, recomiendo dos libros de la pedagoga italiana, La mente absorbente del niño (1953) y El niño: el secreto de la infancia (1951); y la consulta de http://www.montessori-ami.org; http://www.montessori.org; http://www.amshq.org; http://www.metodomontessori.es/; http://asociacionmontessori.net/

Además, Pink, añade, de regalo, dos propuestas más:

Escuelas Reggio Emilia. Estas escuelas italianas las conozco y las abrazo desde hace años gracias a la estrecha colaboración que mantienen con el colectivo Rosa Sensat. Según las ideas de su precursor, L. Malaguzzi (1920 – 1994), estas escuelas infantiles persiguen la construcción de la personalidad, el respeto a la individualidad, la búsqueda de la creatividad como la capacidad de superación de una praxis conformista de adhesión pasiva a modelos reconstruidos. Para más información, recomiendo el libro La educación infantil en Reggio Emilia -edición del 2001- de L. Malaguzzi; y la consulta de http://www.reggioalliance.org; http://zerosei.comune.re.it; http://www.reggiochildren.es/

Escuelas Waldorf. Cuando un niño puede relacionar lo que aprende con sus propias experiencias, su interés vital se despierta, su memoria se activa, y lo aprendido se vuelve suyo. Las escuelas Waldorf están diseñadas para propiciar este tipo de aprendizaje. El método de R. Steiner (1861 – 1925) se basa en proveer al niño y a la niña de lo que necesita en cada momento de su evolución. Para más información, recomiendo la consulta de http://www.whywaldorfworks.org; http://www.colegioswaldorf.org/; http://www.centrowaldorf.com/

Y, yo, de propina, sin olvidar las muchas propuestas que existen (http://www.alavida.org/; http://www.ojodeagua.es/; etc.), no quiero acabar sin mencionar una serie de iniciativas a las que, personalmente, tengo mucho cariño:

Summerhill. Ésta por ser la primera que conocí y la que, en su momento, me abrió un mundo de nuevas posibilidades. Fue fundada por A.S. Neill  (1883 – 1973) en Gran Bretaña. Actualmente, está dirigida por su hija Zoe. Summerhill es una escuela cuyo objetivo es educar la totalidad de la persona, no solo la parte académica, el cerebro, sino también las emociones. Para más información, recomiendo el libro Summerhill (1960), escrito por Neill; y la consulta de http://www.summerhill.co.uk; http://www.idenetwork.org;

El Instituto Pikler-Lóczy de Budapest. Aunque no es propiamente una escuela,  por vínculo (véase Atención plena, Soporte al Instituto Lóczy de Budapest), he querido hacer mención de esta experiencia pedagógica que fue elaborada a partir de las orientaciones y las reflexiones llevadas a cabo en la casa de maternidad, creada en 1946, al finalizar la II Guerra Mundial, en la calle Lóczy, en Budapest por la doctora Emmi Pikler (1902 – 1984). Para más información recomiendo el libro Moverse en libertad (1979) de E.Pikler y Lóczy, una insólita atención personal (2010) David, M. y Appell, G.

El ya desaparecido Pesta. Ésta por ser la que más me ha llegado y cautivado. Además, de haber tenido la suerte y el inmenso placer de compartir formación con sus fundadores. Fundado por Rebeca Wild (1939) y Mauricio Wild en Ecuador, un centro compuesto de infantil, primaria, secundaria y educación permanente. Para más información, recomiendo encarecidamente los libros de Rebeca: Educar para ser: vivencias de una escuela activa (1996); Aprender a vivir con niños: ser para educar (1998); Calidad de vida: educación y respeto para el crecimiento interior de niños y adolescentes (2001); Libertad y límites, amor y respeto: lo que los niños necesitan de nosotros (2003); La vida en una escuela no-directiva: diálogo entre jóvenes y adultos (2006). Además, recomiendo la visualización del siguiente documental.

El proyecto de El Roure. Ésta por ser, par mí, el referente más próximo y por los lazos que me unen a personas muy cercanas al proyecto. Para saber más recomiendo la consulta de http://www.elroure.org/

El proyecto de El Submarí Lila. Ésta por ser la más cercana y con la que personalmente y profesionalmente me siento directamente más vinculado.  Para más información recomiendo la consulta de http://submarilila.blogspot.com/

Esta entrada fue publicada en Aprendizaje y Desarrollo, Constructivismo, Libertad y Autonomía, Otra mirada y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Motivación y aprendizaje o el sorprendente caso del Sr.Pink (2ª parte)

  1. Pingback: Motivación y aprendizaje o el sorprendente caso del Sr.Pink (1ª parte) | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s