Exigencia (2ª parte)

En la relación con los niños es importantísimo no hacer de cirujano (viene de Exigencia (1ª parte)). Una educación no centrada en la aceptación y el respeto es una educación que corta sin anestesia; una educación basada en la exigencia, el reto, las expectativas. En cambio, una educación fundamentada en el amor por el otro, que pivota en el presente, en el ahora y en el aquí, en el juego, en el cuerpo y sus emociones, es sanadora en sí misma.

Unos amigos me comentan que quieren apuntar a sus hijos de 5, 7 y 10 años a una serie de actividades extraescolares. Me hablan de inglés, música y un largo etcétera. Solicitan mi criterio para que les ayude a escoger. Yo les pregunto, ¿qué os mueve a buscar esas actividades para vuestros hijos? ¿Qué es lo que ellos verdaderamente necesitan y/o desean? ¿Qué sienten y piensan ellos respecto a lo que quieren hacer? Y, en el fondo de vosotros mismos, ¿qué emoción mueve vuestras propuestas? ¿Es la alegría y el disfrute en el presente del que vive y en su vivir aprende? ¿Es el miedo a no estar suficientemente preparados para un futuro que percibís, como adultos, como algo incierto? ¿Son miedos, exigencias y expectativas que, sin querer, cargáis a las espaldas de vuestros hijos?

Según mi criterio, acompañar a nuestros hijos en su proceso de construirse autónomos tiene que ver con entregarles, sin reparos, los medios y las circunstancias para que puedan hacer desde sí mismos; viendo, sintiendo y viviendo aquello que quieren, vinculados con su presente, conectados con su sentir corporal. Todos los niños y niñas aprenden a Ser en las interacciones con los otros (con su padre, con su madre, con sus hermanos, con sus educadores, con sus vecinos, con sus amigos, etc.). Si, en esas relaciones que se dan naturalmente en su vivir, les permitimos ser autónomos; entonces, ellos mismos, naturalmente, irán siendo su propio referente para considerar lo adecuado y lo no adecuado de sus conductas. Las exigencias, las expectativas y el control  impuestos desde fuera, y el vivir proyectado hacia el futuro que presentamos los adultos, niegan la propia autonomía de los niños y les abren las puertas de su propia autoexigencia.

Cuando en mi relación con el niño lo acepto total e incondicionalmente a nivel de su Identidad y, si cabe, reflexiono con él sobre lo adecuado o no de sus conductas en función de las circunstancias en las que nos movemos; entonces, vivo en el sentirse bien.

El sentirse bien con uno mismo es un sentir. El sentirse bien con uno mismo es sentirse en coherencia con la Vida. El sentirse bien, la felicidad si se quiere, no tiene que ver con tener o saber. La sensación sentida de estar bien, para mí, está relacionada con el Ser, y con el Estar confortable con uno mismo y con las circunstancias con las que uno vive.

Cuando comento con otros educadores la importancia de ser agentes de cambio del mundo en que vivimos, al menos yo, hablo de esa flexibilidad para acompañarme a mí mismo y a los otros a mantener esas circunstancias del entorno que nos ayudan (a mí, a los otros y al entorno al mismo tiempo; y, ahí, en esa tríada al unísono está la base de la ética) a estar conectados con esa sensación de estar bien; y, a la vez, a modificar las circunstancias que nos alejan de ella.

Esta entrada fue publicada en Acompañar procesos, Amor, Dentro-Fuera, Felicidad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Exigencia (2ª parte)

  1. Pingback: Exigencia (1ª parte) | Ser para educar

  2. Joan Gutiérrez dijo:

    Bona nit Guillem i companyia,
    sovint sento que paraules com “sentir-se bé”, “connectat amb un mateix “, “amb harmonia amb l’entorn” queden massa borroses quan les volem fer resonar dins del nostre ser, són paraules que ens somriuen un instant i cauen en un profund abisme (ja saps que m’agrada exagerar una mica…). Una amiga em preguntava: quan es diu que s’ha de començar per observar, per on he de començar, a més començar a què, un no pot dir ara començo a observar…

    Podem oferir com educadors un portal, un bon començament a “sentir-se bé”. Per exemple podríem dir: “que tothom que ho desitgi, cada dia quan es llevi s’assegui en un lloc tranquil i es faci conscient de la seva respiració durant quinze minuts”.

    O per exemple, “que tothom que tingui un pensament que li enterboleixi el cor, que el neguiteixi que faci el següent exercici: Posa-li una etiqueta literal i descriptiva al pensament, per exemple; “estic pensant que demà tinc moltes coses per fer quan arribi a la feina”, deixe’l passar i suaument connecta la teva respiració…

    M’imagino que una tasca de l’educador/a hauria de ser oferir bons començaments, oferir portals concretíssims i des del respecte a l’altre, a l’entorn i a un mateix. Quin bon començament podríem oferir per aquesta mateixa frase que acabem d’escriure?

    Una abraçada, un bon començament…

  3. Anita dinamita dijo:

    Me encanta: ” Y uno, cuando se acepta a si mismo, no se siente cuestionado por el otro, porque en definitiva en estas circunstancias, uno no se objeta a si mismo”
    Conozco una mujer que desprende este aire, camina con este poder, comunica este regalo de sostenerse a si misma, claramente; de hecho pienso que cualquiera puede rapidamente apreciarlo… Alguna vez que hemos hablado en terminos parecidos a los de ahora, me ha confesado que pertenece a una estirpe de mujeres que se autoafirman!!! Nunca la he oido hablar con desgana de su cuerpo, de hecho su cuerpo la sigue en todo, con la fuerza, la velocidad, la tranquilidad, la belleza, el disfrute, el baile, la lucha… No tiene las cosas nada fáciles, pero esto no gobierna su vida más que sus deseos… Es fácil verla empacar cuatro cosas en una bolsa y salir sola, por unos días… a caminar, a bucear, a recolectar, apagando las voces exteriores… y no es ninguna solitaria, simpatiza con mucha gente… Nunca me muestra las fotos, creo que no deben existir fotos de tales viajes.

    Te comprendo muy bien Guillem, que te levantes por la aceptación.
    Ahora al leer el texto me vino en seguida el recuerdo de esta amiga, y de hecho al escribir se me han mezclado recuerdos de otras gentes, también mujeres y algún hombre. De esta manera me es fácil captar la calidad de la existencia que parte desde el interior.
    Que todos podamos disfrutarlo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s