Como Rey Mago, regalo tiempo (2ª parte)

(viene de Como Rey Mago, regalo tiempo (1ª parte)) La escuela no debería asemejarse a la fábrica. Los temarios, los currículums, los programas, las planificaciones, los objetivos no deberían impedirnos Ver a los niños. Los hombres de gris de Ende en todos los lugares de trabajo de las grandes fábricas y oficinas colgaban carteles que decían: El tiempo es precioso – no lo pierdas. El tiempo es oro – ahórralo. Y, ahí, en las escuelas, yo cambiaría todos esos carteles por otros donde se leyera: haz sin hacer, conéctate con el no – hacer fructífero, con la via del wu-wei (véase Wu-wei), con ese estar sin hacer para ganar juntos con el tiempo, para permitir que la Vida se despliegue.

Dar tiempo para poder conectar mi alma -mi Ser- con la del otro y, de ahí, de esa conexión, poder colgar todo lo demás. Dar tiempo, simplemente, para que, al recibirlo, el otro pueda Ser el mismo. Gigi Cicerone, amigo de Momo, lo cuenta a un grupo de niños y niñas:

Antes, a la gente le gustaba venir a ver a Momo, para que les escuchara. Se encontraban a sí mismos, ¿entendéis lo que quiero decir? Pero ahora, eso ya no les importa. Antes, a la gente también le gustaba venir a escucharme. Se olvidaban de sí mismos. Eso tampoco les importa ya. Dicen que ya no tienen tiempo para esas cosas. Para vosotros tampoco tienen tiempo ya. ¿Os dáis cuenta? Resulta curioso ver para qué no tienen tiempo ya.

En educación, para mí, dar tiempo está vinculado con la lentitud, la tranquilidad y la serenidad. Dar tiempo para sentir, para conectar con uno mismo, para vivenciar las propias necesidades, para reconocer todo aquello que va emergiendo en el cuerpo y en el alma. Dar tiempo tiene que ver con permitir que cada cual madure a su ritmo; en definitiva, con respetar procesos (véase Procesos (1ª parte) y Procesos (2ª parte)). Y, dar tiempo, está emparentado con dejar tiempo: la paciencia, el no avanzarse, el no correr, el permitir el error, el valorar el conflicto, el esperar, el mantenerse ahí el tiempo necesario… Dar tiempo se abraza con la contemplación; con la atención plena (véase Atención plena) que le pongo a todo aquello que hago. Y, de eso, de atención no dividida, Beppo el barrendero sabía un montón:

  • Ves, Momo -le decía, por ejemplo-, las cosas son así: a veces tienes ante ti una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga, que nunca crees que podrás acabarla.

Miró un rato en silencio a su alrededor; entonces siguió:

  • Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista, ves que la calle no se hace más corta. Y te esfuerzas más todavía, empiezas a tener miedo, al final estás si aliento. Y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer.

Pensó durante un rato. Entonces siguió hablando:

  • Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca más que en el siguiente.

Volvió a callar y reflexionar, antes de añadir:

  • Entonces es divertido; eso es importante, porque entonces se hace bien la tarea. Y así ha de ser.

Después de una nueva y larga inspiración, siguió:

  • De repente se da uno cuenta de que, paso a paso, se ha barrido toda la calle. Uno no se da cuenta cómo ha sido, y no se está sin aliento.

Asintió en silencio y dijo, poniendo punto final:

  • Eso es importante.

Este año, como Rey Mago que soy, no he traído juguetes. Este año, he cargado mi camello de tiempo para regalar; para Ser y para dejar Ser.

Esta entrada fue publicada en Acompañar procesos, Derechos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Como Rey Mago, regalo tiempo (2ª parte)

  1. Pingback: Como Rey Mago, regalo tiempo (1ª parte) | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s