¿5 hitos en la evolución de hombre?

Con alegría y curiosidad la semana pasada me estuve paseando por la exposición Orígenes: cinco hitos en la evolución del hombre. Según los organizadores, amparados por la bibliografía de los arqueólogos Arsuaga (1954) y Carbonell (1953), los cinco momentos cumbre de la historia de la humanidad son, por orden de aparición, la locomoción bípeda (los primeros homínidos bípedos hace unos 4 millones de años), el uso de herramientas (las primeras herramientas de piedra hace unos 2,5 millones de años), el dominio del fuego (la conquistas de fuego hace unos 400.000 años), la autoconciencia (la conciencia de la propia existencia y los primeros entierros hace unos 120.000 años) y la generación de conceptos simbólicos (la eclosión del arte hace unos 35.000 años).

En Emociones y lenguaje en educación y política (1997), el biólogo chileno H. Maturana (1928) plantea que para poder entender el origen de lo humano deberíamos remontarnos al mundo que vivían los primeros homínidos hace unos 3,5 – 4 millones de años. Parece ser que estos primeros primates bípedos caminaban erectos, poseían un cerebro más pequeño que el nuestro, vivían en pequeños grupos (como si de familias extensas se tratara), comían grano (recolectores) y, supuestamente, sólo cazaban ocasionalmente.

La exposición Orígenes sitúa el uso de herramientas en una de las cúspides de la historia evolutiva del hombre. Y, en ese sentido, frecuentemente, he oído decir que la historia de la transformación del cerebro está ligada al uso de herramientas y, principalmente, al uso de la mano en su fabricación. Sin ir más lejos, M. Montessori (1870 – 1952) afirmó que la mano ha seguido a la inteligencia, a la espiritualidad y al sentimiento. Maturana, díscolo, no comparte esta opinión. Según él, la mano ya estaba desarrollada en nuestros antecesores. Y, en su opinión, además, la destreza y sensibilidad manual en el hombre primitivo no estaría tan ligada al uso y fabricación de herramientas, sino al arte de pelar las pequeñas semillas de gramíneas, y al acto de acariciar, de manera suave y sensual, el cuerpo de sus congéneres. Maturana sostiene que la historia de la transformación del cerebro, más que con el uso mano, estaría relacionada, principalmente, con el uso del lenguaje.
El lenguaje, también corrientemente, lo relacionamos con el símbolo. Maturana, en cambio, en El sentido de la humano (1991) entiende que la relación lenguaje – símbolo es secundaria. Para el biólogo, el lenguaje es una coordinación de coordinaciones conductuales consensuales. Para explicarlo, nos pone un ejemplo. Salimos a la calle y queremos coger un taxi. De repente, se acerca uno por el carril donde ser circula en el sentido contrario al de nuestra marcha y, desde la acera de enfrente, probamos de avisarle. Para ello, buscamos encontrarnos con la mirada del taxista. Y, al encontrarnos con ella, el taxista hace un determinado gesto y, como respuesta a él, nosotros realizamos otro y, en ese momento, fruto de la coordinación, el taxista da media vuelta, cambia de carril, y viene a nuestro encuentro. Si, por casualidad, en ese preciso instante, viniera otro taxi por el carril donde se circula en el mismo sentido de nuestra marcha y subiéramos en él, el primer taxista podría decirnos: pero, ¿acaso no me había pedido a mí que lo llevara? La coordinación de gestos entre el taxista y yo, iniciada por el encuentro de nuestras miradas, se pude vivir como un acuerdo. Según Maturana, este encuentro entre gestos puede entenderse como una pequeña operación en el lenguaje que constituiría una coordinación de coordinaciones conductuales. El lenguaje, entonces, ocurre en el convivir, como una manera de fluir en coordinaciones de coordinaciones conductuales y, aunque no esté en ellos, tiene que ver con el hacer y con el significado de las palabras, los sonidos y los gestos.
Y, aquí, el biólogo chileno se pregunta: ¿qué se dio, hace unos 3,5 – 4 millones de años, para que surgiera el lenguaje entre los primeros homínidos? Y, él, rotundamente, nos responde: el amor. El amor, como la disposición corporal bajo la cual uno realiza acciones que permiten que el otro, al recibirlas, emerja como ser legítimo -sintiéndose aceptado total e incondicionalmente- en la convivencia con uno; el amor como la emoción donde se funda lo social. Y, ahí, surge el lenguaje. En un sociedad, fundada en el amor, en la que aparece el lenguaje gracias a la conservación, generación tras generación, del compartir alimentos, del placer de la convivencia, del encuentro y el reencuentro sensual recurrente, del cuidado compartido entre machos y hembras y la convivencia entorno a los hijos.
En la exposición Orígenes, básicamente, asocian lo simbólico al arte. Y, como muestra, exponen unas reporoducciones en miniatura de una serie de Venus encontradas en diversoso lugares. Sin duda, esas Venus podrían estar ligadas a esa cultura matrísitica (véase Una educación matrística) en la que vivían y se desarrollaban nuestros ancentros. Desgraciadamente, los organizadores de la exposición no consideran tampoco la cultura matrística un hito dentro de la evolución del ser humano.

Para mí, pues, un hito en la historia de la humanidad, sin duda, es la emergencia del lenguaje, como las coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales, fruto de la intimidad en el convivir en la sensualidad y el compartir de nuestros ancestros, dentro de lo que se ha dado en llamar la cultura matrística, bajo la emoción que funda lo social: el amor.

Esta entrada fue publicada en Amor, Otra mirada y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿5 hitos en la evolución de hombre?

  1. Pingback: La calma, embajadora de la ternura | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s