El cuerpo como mensaje (1/3)

Fromont nos dice que nuestro cuerpo es una especie de arcilla biológica en la cual queda impreso todo el universo que nos rodea y después… lo expresa. La trayectoria de vida de las personas se imprime en nuestros cuerpos. Esta impresión, a modo de revelado, aparece en la forma de andar, de estar de pie, de movernos, en los gestos, en la voz, en las miradas. Es decir, en todo lo que podríamos clasificar como lenguaje analógico (véase La comunicación como acto relacional (1/3)). Sin duda, el cuerpo es un elemento fundamental en el acto comunicativo de los niños. El niño manifiesta sus necesidades y sus deseos a través de las sensaciones y emociones. El cuerpo es la pista de aterrizaje donde ambas, sensaciones y emociones, se alzan, despegan y sobrevuelan (más o menos alejadas de la pista) y aterrizan. El lenguaje de los sentimientos se manifiesta en el cuerpo. Mediante el cuerpo y todos los elementos paralingüísticos asociados a la voz, el niño habla, se mueve, manipula, actúa, crece, se desarrolla… Claudio Naranjo (1932) nos enseñará que la voz es uno de los elementos a través del cual se manifiesta más profundamente nuestra identidad personal. Y, en ese sentido, el diálogo que el niño establece a través de su cuerpo se torna clave en la manera como éste se relaciona consigo mismo, con los otros y con el mundo. Materia, espacio y tiempo confluyen en el niño, en el aquí y el ahora, en ese cuerpo que está en plena ebullición, en pleno desarrollo, en plena expansión.

El niño dialoga y, antes de hacerlo con su lenguaje verbal, esa conversación es púramente somática, corporal. Y, cuando digo corporal quiero decirlo con mayúsculas. Y, claro, ahí no sólo incluyo los gestos, las miradas, los movimientos, las expresiones, las manos, la cara; sino que también le sumo el tono de voz, la intensidad, la entonación, la musicalidad, el volumen, la cadencia… A su vez, el niño interpreta al otro (niño o adulto) por lo que el otro expresa con su corporeidad.

Desde su nacimiento, el niño dispone de un lenguaje no-verbal extraordinario, básico e importantísimo des del punto de vista del Amor. Algunos, como Bateson (1904 – 1980), dirán que el lenguaje no-verbal -el analógico- es interesante des de la óptica de lo afectivo y relacional. Yo prefiero hablar de Amor (entendido como lo entiende Maturana (1928)). Lentamente, y cada cual a su ritmo, el niño empieza a acompañar sus comunicaciones no verbales de sus primeras palabras. Progresivamente, pues, irá conquistando, peldaño a peldaño, unos rellanos verbales, pero, de momento, esos sonidos con camisa semiótica, sólo serán mera comparsa de lo prioritario, de lo esencial: lo no-verbal. Con tiempo, a su tiempo, la comunicación verbal irá adquiriendo importancia y preponderancia, y, cuando sea el momento, se convertirá en su acompañante y en su soporte. Pero, sin duda, lo relacional -vinculado con el acto comuincativo- nunca quedará abandonado y, siempre será altamente relevante.

El idioma corporal vendría a ser el conjunto de miradas, movimientos, gestos, sonidos, ritmos, entonaciones, saltos, que un grupo humano va coconstruyendo -con el cuerpo, con la voz, con las miradas, con las manos, etc.- en su historia de interacciones. Los niños viven en ese entramado relacional y absorben el idioma corporal de la comunidad en la que viven. El cuerpo habla un idioma propio: dice de nuestra identidad, de las creencias familiares y sociales que vamos introyectando; de nuestro pensar y sentir a través de un hacer. Así pues, en todo hacer se plasma inconscientemente el movimiento, las distancias y direcciones, las proximidades y relaciones, las fluctuaciones del tiempo-espacio y del ritmo, las intensidades tonales, las fluideces y barreras vocales. Todo, y mucho más, en un niño -y en un adulto- es expresión primordial. Y, todo ello, acompañado en un ambiente que, de alguna manera, cuida y preserva la libertad y la autonomía, puede ser -o puede devenir- expresión espontánea y natural.

La comunicación no-verbal -analógica y vinculada sobretodo con lo relacional- es esencial en los niños menores de 6,7,8 años (véase La comunicación como acto relacional (1/3)). Y, por lo tanto, es imprescindible actuar en consecuencia. Como adultos, como padres y madres, como educadores, podemos abrirnos al otro y a la importancia de su comunicación no-verbal (saber interpretarla). A su vez, podemos abrirnos a nosotros mismos y ser conscientes de cómo nos comunicamos no-verbalmente (consciente e inconscientemente) con los otros adultos y con los niños. Una pregunta que me hago a menudo es la siguiente: ¿qué tiene que ver con la relación (patrones de relación) que mantenemos, este niño y yo -o con aquélla que él quiere mantener- esto que ahora este niño dice y, sobretodo y mucho más significativo, la manera en cómo lo dice? ¿de qué tipo de relación me está hablando? ¿qué afectos me está transmitiendo? (sigue en El cuerpo como mensaje (2/3))

Esta entrada fue publicada en Acompañar procesos, Amor, Sentir - Pensar - Hacer y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El cuerpo como mensaje (1/3)

  1. Pingback: El cuerpo como mensaje (1/3) | Las TIC y la Educación

  2. Pingback: El cuerpo como mensaje (2/3) | Ser para educar

  3. joan dijo:

    Noa recién andaba, pero no hablaba. Había probado el “polo” de hielo y le había gustado. Cuando deseaba un helado, abría la boca, sacaba la lengua y la tocaba con el índice de su mano derecha; y esos gestos únicamente los utilizaba para “pedir” helado. Para preguntarle si quería, yo repetía sus mismos gestos, y una amplia sonrisa iluminaba su carita… O sea, entendía y se hacía entender, ambas cosas con claridad.
    joan

  4. Pingback: Ajedrez, fútbol y corazón | Ser para educar

  5. Pingback: Cuatro tipos de escucha | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s