Lectura natural (2/2)

(Viene de Lectura natural (1/2)). En nuestra pequeña escuela procuramos convertir nuestro entorno escolar en un reflejo de la vida. Dewey (1859 – 1952) diría que la educación es una constante reorganización o reconstrucción de la experiencia. Poco a poco, hemos entendido que basta con partir del propio vocabulario del niño, y de su entorno lleno de carga afectiva, para presentarle palabras, frases y textos breves con sentido. Según D.J. Siegel, la importancia de enfrentarse a lecturas significativas es fundamental, ya que el cerebro sólo activa sus áreas más complejas cuando recibe mensajes con sentido. De esa manera, en un plafón a su altura, están escritos los nombre de los talleres del día, y quien los imparte; el título del cuento que vamos a compartir al final de la mañana, y quien nos lo va a contar.

Cabe decir también, que en los procesos de lectura, a pesar de lo que se diga, creo firmemente que no existe ni una temporización ni una gradación rígida del proceso. El niño y la niña marcan el ritmo y, cuando se respetan, el resultado siempre es positivo. En la casa de madera, con los niños y niños de entre 6 y 9 años, la inmensa mayoría de ellos están inmersos en su particular proceso de lectura (único y singular); y algunos de ellos, son ya grandes lectores y lectoras. Incluso podríamos decir que, desde este enero, en el grupo se repira una energia lectora que a todo y a todos tiñe.

A continuación, voy a exponer una serie de observaciones que en estos últimos años he ido realizando en nuestro pequeño proyecto en referencia a los procesos de lectura:

  • Probablemente, las habilidades implicadas en el aprendizaje del habla (captar y dar sentido al lenguaje hablado en el que vivimos inmersos) son muy parecidas a las necesarias en los procesos que se despliegan para aprender a leer (captar y otorgar sentido al mundo visual que nos envuelve).

  • En los procesos de lectura, y por extensión en los implicados en cualquier tipo de aprendizaje, es imprescindible acompañar a los niños para que sean conscientes de aquello que sienten; ya que, tal y como nos muestra Damasio, en En busca de Spinoza, el proceso de aprender y recordar acontecimientos emocionalmente competentes es diferente de hacerlo con sentimientos conscientes de lo que sería sin ellos. Así pues, he observado que hacerlo des de la conciencia, nos permite, a grandes y a chicos, dirigir nuestra atención hacia las emociones que generan esos sentimientos y hacia los objetos que desencadenan esas emociones; lo cual favorece, sin duda, el aprendizaje natural.

  • Es necesario crear un ambiente donde el niño y la niña se sientan seguros y relajados porque, tal y como nos recuerda Goleman, en Emociones destructivas, algunos sentimientos (los positivos) optimizan el aprendizaje y la memoria. Otros, en particular los que son extremadamente dolorosos, perturban el aprendizaje y suprimen la memoria como protección. Así pues, he observado que, por ejemplo, la ansiedad, la exigencia, o el miedo al error o a la burla, son potentes bloqueadores emocionales que impiden el aprendizaje natural.

  • En el proyecto, primero, es el adulto quien lee para sí o para los niños (o un niño más competente); después, el adulto lee con el niño y, finalmente, los niños leen solos. Y, esa secuencia, aunque al leerla nos pueda parecer natural y obvia, creo, a menudo, en lo referente a los procesos de lectura, se olvida.

  • Los niños, valga la redundancia, están interesados en aquello que les interesa y, de manera natural, buscan su significado. De esa manera, en el proyecto favorecemos siempre la búsqueda de significado en todo lo que hacemos y, ello, de Declory a Freinet y de éste a nosotros, es la brújula que dirige nuestras propuestas. Así pues, he observado que en los procesos de lectura la cosa no es distinta: los niños prueban de leer -y se esfuerzan en ello- aquello que les parece interesante, y tenga sentido para ellos y su vivir. Redescubriendo a Ausuble (1918 – 2008), nos planteamos los procesos de lectura como una actividad de búsqueda de sentido; establecer relaciones de forma no arbitraria y sustantiva entre lo que ya se sabe y lo que se está leyendo. Ello nos permite acceder, aunando motivación y esfuerzo en un constructo que los integra y transciende a ambos, a una lectura verdadera.

  • El proceso de aprender a leer no termina nunca, y lo retomamos cada vez que leemos algo nuevo. Aunque seamos capaces de pronunciar ciertas palabras, frases o incluso párrafos enteros, no los leemos hasta que somos capaces de comprenderlos y darles significado.

  • Escuela y familia, a una; y un clima afectivo que ayude al niño a sentirse seguro es todo lo que se requiere para que el niño pueda emprender su proceso lector, y evolucionar de manera satisfactoria. Así pues, he observado que, en su entorno familiar, todos y cada uno de los niños que actualmente están transitando su particular proceso de lectura han gozado, en mayor o menor grado, de: el hábito amoroso de la lectura de cuentos antes de acostarse; la lectura acompañada del material impreso casero (cajas de cereales, galletas, leche, etc.); la lectura acompañada de la lista de la compra antes y durante la visita al supermercado; la lectura acompañada de las instrucciones antes del montaje de un juguete; la conversación familiar; la observación de sus progenitores en momentos placenteros de lectura (periódico, revistas, libros, etc.); los comentarios verbales de los padres a partir de textos que han leído; la lectura compartida de los carteles de la calle.

Esta entrada fue publicada en Acompañar procesos, Aprendizaje y Desarrollo, Constructivismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lectura natural (2/2)

  1. Pingback: Lectura natural (1/2) | Ser para educar

  2. Pingback: Procesos de lectura y escritura (1/3) | Ser para educar

  3. Pingback: Una pizca de aprendizaje con toques Montessori (3/4) | Ser para educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s