Atención y emoción

Goleman (1947), quien, en 1995, anunció a bombo y platillo la importancia de lo que se bautizó como inteligencia emocional, y que se compone, entre otras cosas, de un buen conocimiento de sí mismo, de la capacidad de adaptarse al entorno y de la destreza para poder compadecerse del otro (empatía), nos anuncia, en Focus (2013), que aquello que precede, y es base y fundamento, a todas las habilidades necesarias para poder desarrollar nuestra inteligencia emocional es la atención. Linda Lantieri, en 2008 (Inteligencia emocional infantil y juvenil), ya nos lo advirtió: la relajación y la atención son las grandes aliadas para gestionar nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestros pensamientos; y, así, poder construir una suerte de santuario interior (véase El santuario somático o El cuerpo como santuario) en el que poder refugiarnos en momentos de adversidad y desafío.

La atención (véase Atención plena): ese foco que podemos dirigir a los tres lugares (yo – otro – entorno) que en su intersección se acaba forjando la necesaria ética (véase De la no-directividad a una atención trifocal (1/3)). La atención, esa capacidad de ver con el cuerpo, instrumento principal de la experiencia espiritual, cualidad cognitiva que debería ser objetivo escolar esencial, y herramienta imprescindible para aunar dentro y fuera (véase Dentro y fuera). La atención, exaltada en oriente (por ejemplo, en el budismo que nos ha llegado de la mano de Thich Nhat Hanh (1926)), y en occidente (desde la advertencia amorosa de San Juan de la Cruz (1542 – 1591) a la neurociencia del siglo XXI de D.Siegel). La atención, trampolín y piscina, resorte amoroso, linterna mágica, gozne en donde gira el darse cuenta (véase El darse cuenta), que nos lleva a lo mas profundo de nosotros mismos, a los lugares más recónditos del entorno y, a la vez, a poder estar a lado del otro (véase Estar presente).

Según S. Gilligan (1954), las emociones son mensajes que nos envía una parte nuestro cerebro, el cerebro antiguo, el límbico, en relación a nuestra propia Identidad. Personalmente, y gracias a la atención, he provado de ser consciente de aquello que sucede en mí cuando emerge una emoción básica o primaria. Con el tiempo, he ido matizando las sensaciones corporales que acompañan a cada proceso emocional y descifrando ese mensaje que nos enviamos a nosotros mismos.

Así pues, cuando me siento invadido por una inmensa energía, descontrolada cual huracán, digo que me abraza la rabia (véase Agresividad y violencia). Esa energía me lleva a explotar, a autodefenderme y, en algunos casos a destruir. El mensaje de la rabia es de invasión. Me indica que hay alguna cosa que no quiero tolerar. Me proporciona la fuerza para afirmarme. Me sirve para defender mi Identidad (territorio, ideas, valores, cuerpo, integridad…). También funciona como reacción frente a la frustración. Me habla, a menudo, de algún tipo de necesidad verdadera que no tengo satisfecha.

En los momentos en los que aumento de manera exagerada y sin control las facultades perceptivas, lo cual me lleva a una hiperactividad general, hablo de que me acompaña la preocupación, y su aliada: la ansiedad. Su mensaje es de alarma. Me indica que debo incrementar el nivel de algún elemento importante para mi Identidad; algún elemento que se encuentra por debajo de la franja que para mí resulta óptima; o me avisa de la posible pérdida de alguna cosa importane para mí.

Las sensaciones de aumento de la atención, incremento del sufrimiento y la concentración acostumbran a dar la bienvenida al miedo (véase Al lado de miedo). Éste me impele a luchar, huir o quedarnos congelado. El mensaje que me envía el miedo es de peligro potencial. Igual que el invierno, el miedo me convida a no moverme de dentro, o a correr si estoy fuera; a protegerme. Me está expresando que hay algo que podría dañarme a nivel de mi Identidad (física, emocional o cognitiva).

El decaímiento, el vacío y el abatimientos son señales de la tristeza (véase La tristeza o El llanto). Igual que el otoño, me invita a entrar; a ira hacia adentro. Su mensaje es de pérdida. Me indica que he sufrido una pérdida a nivel de mi Identidad. Me ayuda a asimilar la nueva realidad, a remendarla; a reconstruir mi Identidad después que habersele roto una parte.

En cambio, cuando la sensación es expansiva y agradable, cual verano cargado de buenas vibraciones, quien llega es la alegría. Me invita a ir hacia afuera; a estar, en conexión con el adentro, abrazado al afuera. Su mensaje es de completitud; me indica que estoy en sincronicidad; en el lugar en el que quiero estar. Me expresa éxito, triunfo, reencunetro, pertenencia. Me indica que mi Identidad se siente plena y en armonía; que se encuentra (física, emocionalmente o cognitivamente) en el lugar en el que quiere y puede estar.

Esta entrada fue publicada en Dentro-Fuera, Sentir - Pensar - Hacer y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Atención y emoción

  1. margamassot dijo:

    Las emociones y las estaciones. Cómo en momentos de cambio se cruzan y se enredan, hasta q logramos recuperar nuestro centro. Atendeenos y cuidarnos para poder abrazarlas y acomodarlas.

  2. Ángeles Córdoba Murcia dijo:

    Hola Guillem, recién acabo de ver La charla de Nhat Hanh en el Forum de Barcelona, “El Arte de Vivir Despiertos” (https://www.youtube.com/watch?v=ufwau1AiED4#t=21) y entre tu post y este vídeo me llevo mis reflexiones a mi santuario interior.
    Un abrazo atento,
    ángeles

  3. Marta dijo:

    Tengo una curiosidad…. Y la primavera….

  4. raquelsuma dijo:

    ¿Quién es el que ve todos los cambios, las emociones y los juicios sobre las emociones?

    Ese que ve el cambio y siempre está Presente que es sin cambio y sin forma, ese es el centro.

    Y ese es el Centro de todos y del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s